Relatos de Sabado,

RELATOS DEL SABADO POR TAMARA VILLANUEVA

12/07/2013 07:31:00 p. m. Maria Esther Borrero Calderita 0 Comments

     Como ya os había dicho el miércoles, la autora de nuestro libro-blog de esta semana que era el blog El arte de las palabras, como primicia para nuestro blog nos ha mandado el primer capítulo de su nueva novela que se llamara "El Valor del guerrero", Gracias Támara por darnos este regalo, estaremos impaciente para cuando salga, besos. Así que amig@s espero que os guste, esperamos vuestros comentarios. Ah se me olvidaba deciros quien escribió el relato del sábado pasado, pues mi hija de tan solo 11 años lo ha escrito, le gusta escribir, leer, ahhh me tengo que comprar un babero jejeje.

Prólogo

Lisabela Ferruson sonreía pícaramente al hombre que tenía ante ella mientras que sujetando una copa de vino con su mano izquierda, bebía pequeños sorbos para después relamerse los labios inocentemente.
Hoy era su quinto día de presentación en sociedad, algo, que le ponía nerviosa y a la vez le emocionaba.
Su padre ya había recibido varias propuestas de matrimonio, por lo que todo estaba marchando según sus planes, tenía varios candidatos que serían un buen partido como esposos.
—     Por lo tanto —decía el hombre que se encontraba junto a ella—, las cosechas han sido muy productivas este año en nuestra plantación.
Uno de esos pretendientes, era el joven que se encontraba a su lado, Lord Felix Placent, un hombre adinerado, culto, refinado,  que odiaba las disputas y las guerras. Algo que ella buscaba en su futuro marido.
—     Esa es una grata noticia Lord Felix —dijo tocándole el brazo de una manera muy seductora que hizo que el hombre la mirara a su vez, como asintiendo por ese comportamiento.

—     Estoy seguro, de que los años venideros serán mejores.
 Lisabela le miró, entendiendo la sutil indirecta que el hombre le mandaba. Con ella a su lado, la plantación que tenían al oeste de la ciudad prosperaría, Lisabela aportaría en su dote una gran fortuna, y esa era la parte, por la que otros muchos pretendientes se habían acercado para pedirla en matrimonio, su dote sería cuantiosa. Claro estaba, que su padre ya había desechado a los pretendientes que estaban en la ruina o cerca de ella, no quería ningún vago en la familia.
—     Me han dicho —le oyó hablar—, que ha recibido su padre numerosas propuestas de matrimonio, puedo saber ¿si ha considerado alguna?
—     Oh, mi lord —intentó en vano ruborizarse para salir de esa situación comprometida—. Entenderá usted que la temporada aún no ha terminado, mis padres quieren el mejor partido para mí, tendremos que esperar.
—     Y usted —le dijo tomándola de la mano— ¿Qué es lo que quiere?
—     Quiero —se removió inquieta intentando con disimulo soltarse de su agarre—, lo que cualquier mujer de mi edad, supongo, quiero un esposo, hijos, amor —concluyó.
—     Lo que cualquier joven en definitiva —oyó decir a su amiga Lady Emerit que se acercaba para saludarla.
—     Lady Emerit —le tomó la mano el hombre y se la besó.
Y fue en esa distracción, cuando Lady Lisabela miró hacía el fondo de la estancia y sus ojos quedaron hipnotizados por el brillo de la mirada que a su vez se la devolvía.

Támara Villanueva @

Image and video hosting by TinyPic

No te pierdas

0 comentarios:

Printfriendly

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...